Los accionistas de Pomalca se oponen proyecto inmobiliario

Spread the love

Solicitan que la Municipalidad de Chiclayo se exima de aprobar expediente técnico para nueva urbanización.

La aprobación del proyecto inmobiliario “Los Jardines de Pomalca” ha provocado el rechazo de la asociación de accionistas y la asociación de jubilados cesantes y herederos de la Empresa Agroindustrial Pomalca S.A.A.

Ambas asociaciones han pedido que la Municipalidad de Provincial de Chiclayo (MPCh) se exima de aprobar el cambio de uso de cinco lotes que fueron vendidos cuando Víctor Antonio Becerril Rodríguez era gerente de la empresa azucarera.

TIEMPO

El pasado 30 de enero, la asociación de accionistas así como de jubilados cesantes y herederos de Pomalca enviaron un escrito al alcalde Marcos Gasco Arrobas.

A través del documento, solicitaron que la municipalidad “se exima y no asuma responsabilidad” por el trámite iniciado para el cambio de uso de 125.17 hectáreas del terreno denominado “Canclón” .

Además, advirtieron al alcalde que se han hecho ventas e hipotecas de terrenos de propiedad de la agroindustrial “para eludir invertir o pagar la deuda laboral de CTS a jubilados y a trabajadores”.

Lo cierto en este caso es que la empresa azucarera entregó como “dación de pago” el terreno Canclón para cancelar una deuda -reconocida por el entonces gerente Antonio Becerril- con la empresa Servicios Agrícolas y Comercializadora La Pradera SAC.

Hasta 2016, este terreno fue independizado en lotes que se registraron como Canclón 1, Canclón 2, Canclón 3, Canclón 4 y Canclón 5. Según documentos de Sunarp, estos bienes fueron transferidos más de una vez a familiares de Antonio Becerril.

El terreno Canclón 1, por ejemplo, fue hipotecado en 2016 (cuando era propiedad de la empresa La Pradera SAC) a favor del Banco Interamericano de Finanzas por una deuda contraída por la empresa Comercializadora y Servicios Los Inkas SAC.

Tanto la compañía Los Inkas SAC como la empresa La Pradera SAC tienen como apoderados a André y Jill Becerril Chia, hijos de Antonio Becerril, desde marzo del 2016.

La hipoteca, que fue constituida hasta por la suma de US$ 751,484.70 (dólares americanos), quedó cancelada en 2018.

Ese mismo año, La Pradera SAC transfirió como dación en pago el terreno “Canclón 1” a André Becerril Chia por una deuda contraída de S/1’053,657.53. Posteriormente, André Becerril vendió este lote a la empresa Proconsulting & Project Investment SAC por un valor superior: US$ 1’315,098.22 (dólares americanos).

Algo similar se evidencia en el caso del terreno Canclón 2. Este lote fue transferido en dación de pago por La Pradera SAC a la sociedad conyugal conformada por Jill Becerril Chia y Alfonso Federico Álvarez del Villar García.

El predio fue valorizado en más de 1 millón 98 mil soles. Pero en 2018, la sociedad conyugal -como nueva propietaria- vendió el terreno a Proconsulting & Project Investment SAC por US$ 1’338,114.28 (dólares amercianos). Esta última empresa también terminó siendo propietaria de los otros tres lotes de Canclón.

Fuente: Diario Correo

Deja un comentario

Specify Facebook App ID in Super Socializer > Social Login section in admin panel for Facebook Login to work

Specify Twitter Consumer Key and Secret in Super Socializer > Social Login section in admin panel for Twitter Login to work

Specify Instagram Client ID in Super Socializer > Social Login section in admin panel for Instagram Login to work

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *